Ferran

Ferran Calvó

“Yoga doesn’t exist, it is just something more in your busy mind”

 

Ferrán lleva practicando asanas desde hace más de 7 años. Todo empezó con una práctica física, estilo vinyasa. En aquel momento ese dinamismo encajaba perfectamente con lo que su cuerpo y mente necesitaban: variedad y movimiento. A medida que iba concentrándose más en las posturas, en lo que estaba haciendo en ese preciso momento, era capaz de observar con más detenimiento las fluctuaciones mentales y físicas que se producían de forma inconsciente.

Los beneficios de la práctica se hicieron evidentes desde el primer momento, un estado más ligero y un contento interior sin causa aparente. A medida que avanzaba, el interés por aprender esta ciencia milenaria del Ser iba en aumento. La lectura de los textos sagrados (Upanishads, Bhavagad Gita…) complementó la práctica de asanas y luego llegó la meditación. Su práctica pasó a ser más aquietada y alineada, para poder entender en profundidad los beneficios físicos y psicosomáticos de cada postura: Hatha Yoga.

Ferran02

Comprender el verdadero significado de la unión, experimentar lo que se es en esencia y hacerlo de forma consciente, constante, ininterrumpida, humilde y amorosa, es lo que Ferrán entiende por practicar yoga. Para él, el camino de la liberación, de desprenderse de lo que no se es, las falsas identificaciones, es el resultado que se obtiene de la práctica. Por eso él no considera importante explicar dónde se ha formado o con qué maestro ha practicado, eso sería crear una identidad de profesor, de la cual rehúye, y precisamente el yoga lleva a deshacer la individualidad, la sensación de separación con el resto del mundo.

En sus clases se practica Hatha yoga, poniendo énfasis en el alineamiento de las diferentes partes del cuerpo en las posturas, la respiración, nuestra psique y sus fluctuaciones y desarrollando un estado atento, activando la mirada interior con la máxima ecuanimidad posible.