Pose

Sivananda

Sivananda es un estilo inspirado en el yoga clásico siendo una versión de Hatha yoga estático y con un ritmo lento y prestando atención a la respiración en cada asana. Aborda con sus prácticas cada uno de los caminos del yoga (raja yoga, jñana yoga, karma yoga y bhakti yoga) para impartir una formación integral. Enseña el yoga como una forma de vida y una manera de educar la mente, el cuerpo y de alcanzar una evolución espiritual, dotando al cuerpo y a la mente de su innata capacidad de sanación y equilibrio.

La tradición fue fundada e inspirada espiritualmente en Swami Sivananda, quien entrenó en una formación de yoga enraizada en los orígenes espirituales y a través de la búsqueda de un cuerpo y una mente saludables, la escuela Sivananda promueve la evolución espiritual. Swami Vishnudevananda fue uno de sus destacados discípulos, y a quien fue encomendada la misión de expandir los principios del yoga y el Vedanta en Occidente. Para ello, Vishnudevananda creó un sistema muy preciso, inspirado en la tradición yóguica y en las enseñanzas de su maestro, que sintetiza los principios del yoga en cinco puntos:

Ejercicio adecuado

El cuerpo físico se considera fundamental para desarrollar cualidades mentales y espirituales, por lo que se debe mantener en buena forma si se quiere alcanzar una vida plena y una realización espiritual. El sistema de Sivananda sintetiza los beneficios del hatha yoga en doce posturas, que están siempre presentes en sus prácticas de yoga.

Respiración adecuada

La respiración adecuada se refiere a los ejercicios de pranayama y la respiración yóguica. Se practica para controlar la mente, reducir el estrés y la tensión en el cuerpo, aumentar la energía y prevenir enfermedades. El énfasis en la respiración está ligado a mantener la concentración y manejar la energía del cuerpo para que nos active o relaje.

Relajación adecuada

Debe ser mental, física y por último espiritual. Los ejercicios de relajación se incorporan a la práctica porque restablecen el sistema nervioso y ayuda a prevenir las angustias, la fatiga y el agobio del mundo exterior. La relajación recarga el cuerpo de vitalidad y disminuye el consumo de energía.

Alimentación adecuada

Es uno de los puntos que enfatiza Sivananda porque destaca el efecto que tiene la dieta en nuestro cuerpo, mente y espíritu. Los alimentos, tanto su calidad como su naturaleza, influyen lo que pensamos, sentimos y lo que sucede en nuestro cuerpo en términos de energía, nutrición, limpieza interna del cuerpo y salud.

Meditación

A través de la práctica meditativa diaria, se está en un estado de quietud tal que podemos ver nuestra verdadera esencia, el Ser. La meditación contribuye también a la mejora de la calidad de vida, a los procesos naturales de sanación del cuerpo y al manejo del estrés.

Profesora

Carola Lobo

Carola Lobo